Un
“living sin techo”, rodeado de árboles, bajo las estrellas.
Un lugar donde encontrarse a compartir y gozar de películas de diferentes géneros, épocas y países: aquellas producciones que no estamos acostumbrados a ver en las carteleras tradicionales; en aquellos lugares donde nos gustaría disfrutar del cine.

Recuperando espacios públicos, transformándolos en espacios accesibles, reales y dinámicos que, mediante la apropiación y el uso, posibiliten una interacción cultural de los individuos de la comunidad.

Generando un espacio [alternativo] de proyección cinematográfica, que acerque la posibilidad de ir al cine a aquellas personas que hoy no tienen acceso; y, a su vez, que amplíe la oferta a aquellos espectadores que, movidos por sus propias inquietudes, buscan otras propuestas.